Ruta Ornitológica
interés ornitológico

Ruta Ornitológica
interés ornitológico

Resumen del Recorrido

Resumen del recorrido
Ruta por la Dehesa de Hondonero en la que se recorren numerosos puntos de interés ornitológico de este monte público. Nos acercaremos, por tanto, a muchas de las lagunas y nacimientos dispersos por sus laderas, así como a tajos y cortados de piedra en los que anidan las especies rupícolas más representativas de este extraordinario enclave natural. La diversidad de hábitats surcados por senderos, caminos y veredas nos permitirán disfrutar de un paseo de fácil acceso y de gran interés pajarero.

Clasificación MIDE
Perfil del Recorrido
Detalle del Recorrido

Tipo de recorrido Circular
Punto de Salida Mirador Alto de Hondonero
Punto de LLegada Mirador Alto de Hondonero
Distancia 6.830 m
Tiempo Estimado 2 horas 10 minutos
Cotas máx. y mín. 1.200 – 990 m
Desnivel neto acumulado 732 m
Desnivel acumulado subida 366 m
Desnivel acumulado bajada 366 m
Puntos de agua Fuente de Hondonero (no potabilizada)
Hitos de interés 1. Mirador del Alto de Hondonero
2. Laguno Ivao
3. Fuente del Albero o Fuente del Plao Toril
4. Laguna de Hondonero
5. Laguno Ventura
6. Hoyo de la Hormiga
7. Fuente de Hondonero
Época recomendada Primavera, verano, otoño e invierno
Modalidad A pie
Espacios Naturales Protegidos ZEC (Zona de Especial Conservación) Sierra de Camarolos
Señalética No señalizado
Senderos homologados que conecta PGR 249 Gran Senda de Málaga
PR-A 395 Fuentes de Hondonero
PR-A 394 Sierra Gorda
Hoja topográfica (1:25.000; 1:50.000) 1:50.000 (1039)
1:25.000 (1039-III)
Pasa por terrenos privados No

Lo más destacado

Lo más destacado
El conjunto de lagunas del paraje de Hondonero sorprenderá a buen seguro al visitante que recorra esta ruta, ya que, alejadas del paso habitual y de los carriles más accesible, se muestran como una explosión de vida, tanto vegetal como animal. Unidas a estas lagunas, los nacimientos y fuentes que les dan vida también son enclaves de gran interés, sobretodo aquellas que no están acondicionadas y que surgen de la tierra sin previo aviso, como la Fuente del Plao Toril o la Fuente del Albero. Por último, la vuelta por el camino conocido como “la cinta” nos proporcionará una perspectiva totalmente diferente de este paraje, sumergiéndonos en la vegetación natural de las primeras estribaciones del Pico Chamizo.

Prestar Especial Precaución con...

Prestar especial precaución con…
La bajada desde el mirador hacia la Laguna de Hondonero y, posteriormente, desde aquí hacia el Hoyo Hormiga, se realiza sin seguir un camino o sendero establecido. Si bien son distancias cortas, por terrenos de fácil acceso y con constantes referencias espaciales que nos permitirán la orientación, deberemos extremar las precauciones y seguir detalladamente las indicaciones recogidas en esta guía, en los planos y tracks de la ruta. Así mismo, es necesario indicar la posibilidad de realizar un recorrido de vuelta hasta el mirador empleando el camino principal de Hondonero en lugar de la conocida como “cinta” o vereda de las bicicletas. De esta forma se disminuye la distancia total recorrida y la dificultad del mismo tanto en el desplazamiento como en el esfuerzo realizado.

La ruta conecta varios de los enclaves más destacados del paraje de Hondonero para la observación de aves, conjugando la presencia de agua, prados, matorrales, pinares, tajos y roquedos. Una gran variedad de hábitats que nos permitirá el avistamiento de pájaros en un agradable paseo.

Partiendo del Mirador del Alto de Hondonero descenderemos en dirección al desprendimiento de rocas que, descendiendo de la cima de esta sierra, se vio frenado por la naturaleza plástica de los materiales que forman el paraje de Hondonero. Aquí, entre los bloques de piedra caliza se ubica el Laguno Ivao, el cual se nutre de las aguas de lluvia y cuyo nivel desciende rápidamente una vez finalizan las precipitaciones. Se sitúa a la sombra de una gran roca de dimensiones decamétricas y se rodea de vegetación, como, por ejemplo, la hiedra.

Desde aquí nos dirigiremos hasta la cercana Fuente del Plao Toril, donde veremos manar el agua directamente de la roca. Aquí se conjugan, en un preciosista mosaico, la vegetación riparia propia de este curso de agua con los campos cerealistas y roquedos circundantes.

Este nacimiento da vida al arroyo de Plao Toril, el cual seguiremos aguas abajo recorriendo cada una de las depresiones que, en su discurrir por el paraje de Hondonero, el arroyo colma de agua formando pequeñas lagunas. Cercano, a su vez, a la concentración de lagunas y charcas, también se encuentra la Fuente del Albero. Este nacimiento es de gran importancia para Hondonero, ya que también alimenta varias charcas estacionales, así como aporta el agua a la propia Fuente de Hondonero.

En esta zona se sitúan las instalaciones del mirador de aves y herpetofana, junto a una de las lagunas de mayores dimensiones de cuantas se encuentran en este paraje. Llega el agua a ella por una pequeña cascada y, una vez atravesada la depresión, prosigue su camino ladera abajo. Gran parte del vaso de esta laguna está ocupado por vegetación, impidiendo ver la lámina de agua. Entre las instalaciones existentes encontraremos carteles panorámicos informando de las principales especies que pueden observarse en torno a este hábitat.

La concatenación de lagunas y charcas finaliza en el conocido como Laguno Venturo, fuera ya de la influencia de la Fuente del Albero. Ésta es una de las principales lagunas de Hondonero que, algunos años, ha llegado a mantener el agua durante todo el verano. Presenta forma ovalada y un cordón de vegetación natural formada por espinos blancos y diversas especias propias también del matorral mediterráneo.

Así mismo, debemos destacar también la presencia en estos parajes de abundantes e interesantes ejemplares de orquídeas, que vienen a completar un elenco importante de especies de flora. Entre estas orquídeas podremos ver la Ophris scolopax, Ophris tentredinifera, Orchys papilonacea, Ophris lutea (Abejera) o la Ophris speculum (Espejo de Venus).

A partir de aquí, nos adentraremos en el bosque de pinos carrascos que tapiza las primeras estribaciones de Sierra Gorda para desembocar en una bonita dolina circular de grandes dimensiones, conocida como Hoyo Hormiga, que se abre en un claro de la foresta. Desde aquí podremos observar las especies de aves forestales y tendremos vistas hacia los cortados de piedra que marcan el límite del término municipal de Villanueva del Rosario y Villanueva del Trabuco.

La vuelta hasta el mirador la iniciaremos por un amplio camino de tierra que desembocará en el carril principal de Hondonero. Desde aquí, si bien podemos continuar por este carril principal hasta el mirador, también podemos descender por él hasta dar con un pequeño sendero que discurre paralelo al camino principal de ascensión pero pegado a la sierra que eleva al Pico Chamizo. Conocida como “la cinta” o la vereda de las bicicletas, este pequeño sendero nos proporcionará una nueva panorámica de Hondonero, al tiempo que nos permitirá observar especies de aves propias de los bosques y cortados de rocas por los que pasaremos.