PUNTO DE INTERÉS ORNITOLÓGICO

Disfruta de la abundancia de espacios
naturales en excelente estado de conservación

Villanueva del Rosario presenta un gran atractivo para todos los amantes de la ornitología. La abundancia de espacios naturales en excelente estado de conservación junto con la diversidad de hábitats existentes, hacen que en su término municipal puedan avistarse gran cantidad y muy diferentes especies de aves, algunas de ellas muy singulares y escasas en la provincia.

Es destacada, por tanto, la relevancia que por estos y otros muchos motivos tiene la localidad entre el nutrido grupo de pajareros malagueños y andaluces. Además, por citar un reconocimiento de referencia internacional más allá del prestigio del municipio a nivel local y regional, la SEO (Sociedad Española de Ornitología) señala en los espacios naturales de Villanueva del Rosario la existencia de un IBA (Important Bird Area) o Área de Importancia para las Aves a nivel nacional. Se trata, concretamente, del IBA 225 denominado Sierras de Antequera – El Chorro, de la que forma parte la cadena de sierras calizas del sur del municipio, así como el paraje de Hondonero.
Los recorridos propuestos y contenidos en esta publicación son un medio extraordinario para adentrarnos en el conocimiento de los valores ornitológicos del municipio. Cualquiera de ellos, atendiendo a las características técnicas que mejor se adapten a nuestras condiciones personales y al tipo de avifauna que estamos interesados en avistar, pueden servirnos para este cometido. No obstante, como introducción y ayuda para entender mejor las principales diferencias, así como las aves existentes, en un determinado hábitat respecto de otro, se identifican a continuación dos zonas principales en Villanueva del Rosario:

SIERRAS CALCÁREAS Y DEHESA DE HONDONERO

La abundancia de tajos y roquedos en el entorno de las sierras de Villanueva del Rosario propicia la presencia de muy diferentes especies de aves. Las grietas y oquedades de los cortados de piedra son los enclaves ideales para la nidificación de diversas especies de claro carácter rupícola.

Así mismo, los bosques, tanto de pinos carrascos como los bosques mixtos existentes de encinas, quejigos, arces y cornicabras, presentes en las primeras estribaciones de las sierras y en la Dehesa de Hondonero, originan hábitats ideales para el desarrollo vital de especies más forestales y propias de majadales y pastos de montaña.

Algunas de las especies más abundantes de la zona son las siguientes: Cuco común (Cuculus canorus), Grajilla Occidental (Corvus monedula), Rabilargo Ibérico (Cyanopica cooki), Chova Piquirroja (Pyrrhocorax Pyrrhocorax), Vencejo Real (Apus melba), Avión Roquero (Ptyonoprogne rupestris), Estornino Negro (Sturnus unicolor), Gorrión Chillón (Petronia petronia), Buitre Leonado (Gyps fulvus). En hábitats boscosos podremos observar: Chochín Común (Troglodytes troglodytes), Curruca Capirotada (Sylvia atricapilla), Escribano Soteño (Emberiza cirlus), Escribano Montesino (Emberiza cia), Mosquitero Papialbo (Phylloscopus bonelli), Agateador Europeo (Certhia brachydactyla). Son también frecuentes en los bebederos durante el verano: Petirrojo Europeo (Erithacus rubecula), Picogordo (Coccothraustes coccothraustes), Pinzón Vulgar (Fringilla coelebs), Herrerillo Común (Parus caeruleus), Zarcero Común (Hippolais polyglotta), Gavilán Común (Accipiter gentilis), Roquero Solitario (Monticola solitarius) Roquero Rojo (Monticola saxatilis). También puede observarse Arrendajo (Garrulus glandarius), Curruca Carrasqueña (Sylvia cantillans), Curruca Zarcera (Sylvia communis), Curruca Mirlona (Sylvia hortensis), Torcecuellos Euroasiático (Jynx torquilla), Mosquitero Musical (Phylloscopus trochilus), Mosquitero Ibérico (Phylloscopus ibericus), Zorzal Común (Turdus philomelos), Zorzal Alirrojo (Turdus iliacus), Zorzal Charlo (Turdos viscivorus), Pirquituerto Común (Loxia curvirrostra), Paloma Torcaz (Columba palumbus), Mirlo Capiblanco (Turdus torquatus), Zorzal Real (Turdus pilaris), Acentor Alpino (Prunella collaris) y la Chocha Perdiz (Scolopax rusticola).

Las rapaces son abundantes en la zona y nidifican en los cortados de piedra, donde podremos ver: Águila-azor Perdicera (Hieraaetus fasciatus), Culebrera Europea (Circaetus gallicus) nidificando en los bosques, Busardo Ratonero (Buteo buteo), Águila Real (Aquila chrysaetos), Azor Común (Accipiter gentilis) en migración, Esmerejón (Falco columbarius) en otoño, Halcón Peregrino (Falco peregrinus) y Búho Real (Bubo bubo).

Así mismo, entre las rocas y los matorrales rastreros, en las cumbres, además de algunas de las especies citadas anteriormente, también pueden observarse collalbas, como la Collalba Rubia (Oenanthe hispanica), Collalba Negra (Oenanthe leucura) y la Collalba Gris (Oenanthe oenanthe); o los colirrojos, Colirrojo Tizón (Phoenicurus ochuros) y el Colirrojo Real (Phoenicurus phoenicurus). Y en las zonas de cultivo veremos Alcaudón Común (Lanius senator), Alcaudón Real (Lanius meridionalis), Alondra Totovía (Lullula arborea), Triguero (Emberiza calandra), Cernícalo Vulgar (Faltinnunculus) y Gavilán Común (Accipiter nisus) en periodo de reproducción.

EL BROSQUE Y RIBERA DEL GUADALHORCE

Zona de con gran diversidad de hábitats y vegetación que varía entre los cultivos de olivos y cereales a los bosques en galería, encinares y matorrales mediterráneos. Se trata de un paraje con continuas subidas y bajadas del terreno cuyas cuencas endorreicas pueden llegar a tener un comportamiento impermeable, posibilitando la aparición de charcas o lagunas estacionales. Estos fenómenos suman un plus de importancia ornitológica a la zona al favorecer el avistamiento de aves asociadas al medio acuático.

Así, las principales aves podrán avistarse serán las siguientes: Alcaudón Común (Lanius senator); Alcaudón Real (Lanius meridionalis); Paloma Torcaz (Columba palumbus); Picogordo (Coccothraustes coccothraustes); Oropéndola Europea (Oriolus oriolus); Agateador Europeo (Certhia brachydactyla); Buitre leonado (Gyps fulvus); Abejaruco común (Merops apiaster); Rabilargo ibérico (Cyanopica cooki); Collalba Rubia (Oenanthe hispanica); Chochín Común (Troglodytes troglodytes); Escribano soteño (Emberiza cirlus). En cuanto a especias más ribereñas podremos ver: Lavandera Blanca (Motacilla alba), Lavandera Cascadeña (Motacilla cinerea); Zarcero Común
(Hippolais polyglotta); Mito Común (Aegithalos caudatus); Curruca Capirotada (Sylvia atricapilla); Ruiseñor Común (Luscinia megarhynchos).

En cuanto a las rapaces, es habitual observar por la zona la Culebrera Europea (Cicaetus gallicus), y enguanto a las invernantes principales encontraremos al Zorzal Común (Turdus philomelos), Zorzal Alirrojo (Turdus iliacus) y el Zorzal Charlo (Turdos viscivorus).